MOGOTE DE LOS SUICIDAS - Sur Clásica (6b/Ae)


     PARQUE  NACIONAL SIERRA GUADARRAMA (Comunidad de Madrid)



NOTA IMPORTANTE: en el año 2015 se reequipo el segundo largo, sustituyendo a los kotxambrosos buriles unos flamantes parabolts, de donde da gusto colgarse de ellos, eso sí, el pikante que tenía hasta entonces este tramo ha desaparecido por completo. Nosotros en esta entrada mantenemos el relato de antes del cambio de material en la pared.


Con los megabytes cargaos a tope dentro de nuestro núcleo duro, tras un tiempo desconectados de la base de datos y de las redes de la inoperancia, el Komando UtópiKo regresa al febril mundo cósmico pedricero para comprobar si las leyes universales de la gravedad siguen estando presentes en el planeta tierra.  ¡Welcome to the reality!.  ¿Hay alguien ahí?.


LARGO 1.   6b (6a/A0)   Subimos para encaramarnos a un bloque y entramos por la placa en adherencia, que se pone tontorrona desde el principio. Con pasitos finolis llegamos a una fisura ciega, donde hay un triste clavo para txapar; con cuidadín vamos hacia la izquierda en "levitación transcendental" para alcanzar más arriba la primera seta que nos saca de este inmisericorde tramo técnico. Seguimos por el vertical muro de setas hasta otro paso fino (6a), que una vez superado nos lleva a terreno más fácil, aquí hacemos una travesía ascendente hacia la derecha para darnos de lleno con la primera reunión. Largo guapetón.

LARGO 2.  (IV+/A1+)  Desde la R1 salimos en travesía ascendente hacia la izquierda, un katxarro de talla mediana nos vendrá de puta madre pa proteger este paso. Llegamos a un amplio hombro bajo el mogote cimero -es hora de desempolvar los estribos- miramos p´arriba y... Hostias!, lo que queda hasta la cima es enternecedor; tendremos que cargar nuestro peso sobre cinco buriles más roñosos que el Tío Gilito. Con más fe que un musulmán de peregrinación en la Meca acometemos este desafío morrokotudo.


Entra un poco de paranoia cuando te cuelgas de estos ponzoñosos tornillos, pensando que tienes todas las papeletas compradas para el costalazo del siglo si le da por petar a alguno de estos hierros costrosos, la Virgen!. Por fortuna todo sigue en su sitio y terminas saliendo de los estribos para dar en libre los metros finales que llevan a la cima del Mogote de los Suicidas. Gritos de euforia y alegría al realizar otra tontada de las nuestras ¿qué dichoso mecanismo nos mueve a realizar semejantes gilipolleces?. No sabría responder.


RÁPEL 30 metros.  De verdad que estamos bastante contentos con nuestra "proeza" y gritamos como locos. En la cima vemos una antigua clavija de hierro insertada en la roca, alrededor de ella se pasaba la cuerda, y así de esta manera tan simpática y agradable rapelaban antiguamente los gurus de la escalada, ¡con dos cojones!. Nosotros somos mucho más exquisitos y utilizamos las argollas actuales para bajar de un golpe (30 metros justitos) hasta el suelo, en un rápel de los que crea afición: aéreo y estéticamente fotogénico.  ALUCINANTE.



Recogemos la cuerda, comemos algo, y tras flipar un rato con las imágenes que nos brinda La Pedriza volvemos al asqueroso y mundanal ruido de las sucias ciudades. Menos mal que siempre nos quedarán las montañas para satisfacer nuestra alma inquieta. Sed buenos y no olvidéis de mineralizaros y vitaminaros.  SALUD !!!.



     Otras escaladas buenas, bonitas y baratas por esta zona:
     - EL TORRO - Vía Mayayo (6b/Ae)